Trackback, ping y otras cosas.

Es lógico tener dudas en este tema: los trackbacks son unos grandes desconocidos. Después del atracón de lentejas , creo que el valor del trackback reside en que favorece la conversación. Sigo sin comprender muy bien qué es y cómo funciona este invento, pero se que no me hace falta saber mucho más para poder utilizarlo.

Básicamente, según (entre otros) los enlaces que aparecen más arriba y más abajo, es un mecanismo por el cual, cuando uno escribe en su blog y enlaza un contenido de otro blog, hace que el titular (y los lectores) del blog con el contenido enlazado se entere (de una forma más o menos automática) de que le han citado.

El inconveniente de este sistema de notificación es que no todas las plataformas para bloguear lo implementan ni, en aquellas en las que está disponible, funciona de una manera homogénea. Por todo eso, según loretahur, los trackbacks se mueren. ¿Los resucitamos?

El truco consiste en incluir, en un lugar destinado para ello, el vínculo de referencia o la dirección trackback del artículo que estamos citando. Aquí comienza el jaleo. Las partes críticas son encontrar la dirección para hacer el trackback y la forma en que se incluye esa dirección nuestra entrada. Las dos cosas dependen de la plataforma que utilicemos para bloguear. Creo que normalmente encontraremos la dirección de trackback (¿vínculos de referencia?) en el propio artículo al que hacemos referencia.

Una vez localizada… ¿dónde la ponemos? Pues en el apartado de la ventana de edición del artículo que estamos escribiendo en el que parezcan los trackbacks o vínculos de referencia. Me parece que en algunos casos se puede utilizar directamente esa dirección de trackback como dirección para enlazar el contenido, esto (como casi todo lo demás) son suposiciones.

También se puede hacer de forma manual desde esta página.

El resultado puede ser un comentario al artículo o aparecer en el listado de vínculos de referencia, también depende de la plataforma que utilice el bloguero al que hacemos referencia.

En WordPress (no sé si en otras plataformas) existe el pingback, que una vez activado, lanza trackback a las direcciones que enlacemos. Para eso hace falta que la plataforma que recibe el pingback se entere y lo procese adecuadamente, cosa que (creo) no siempre ocurre. He de decir que hasta ahora no se me había ocurrido el dilema pingback o tracback, es lo buenimalo de aprender.