¿Te apetece leer nuestras reflexiones sobre esta comunidad después de cerca de año y medio de singladura? Pues tomátelo con calma, porque quizá sea un poco largo lo que viene a continuación. Ponte cómoda, ponte cómodo, que irán apareciendo a texto completo los artículos que también podrás consultar en los blogs.

M@k: Aprendices sociales

Enlace al artículo en su blog

“¿Otra reflexión sobre redes sociales? ¡Ya te vale!” Pues sí, estimada persona ahí delante, sobre redes sociales y sobre Aprendices, además.

Tal y como le comenté a Julen el pasado B & B, tenía más o menos bosquejado ya lo que aquí voy a escribir, la que a día de hoy supongo mi impresión y opinión definitivas sobre redes como Facebook o Ning y su relación con Aprendices: si ha de haberla, cómo podría ser, o si alguien más reflexiona en torno a esto y soy algo más que una voz solitaria en el desierto del “no sabe / no contesta”.

Lo primero, hay que decir que Aprendices, antes de que por aquí desembarcasen los amerikanskis con sus redes sociales diseñadas para universitarios, era ya una comunidad y también una red social (el propio wiki, usado como repositorio de enlaces que se ponen a compartir, y de materiales elaborados entre todos también puestos a disposición de todo el mundo ya funcionaba como una herramienta de red social). Obvio puesto que somos un grupo de personas con un (al menos) interés en común: “enseñaprender”.

Además se puede ver algún amago de interacción interpersonal más allá de la actividad típica del wiki cuando nos hemos puesto de acuerdo para escribir sobre algún tema, o (perdón por el autobombo) cuando aprendices aceptaban ser entrevistados y descubrirse así un poco más a la internet, pero también a la red del resto de aprendices. Hasta podríamos “copiar” aún más los ingredientes aparentemente imprescindibles de otras herramientas de redes sociales si nos diese por crear grupos (los vascos, los profesores, los consultores, los bitacoreros por gusto, etc.).

A cambio no hay aparentemente ningún precio a pagar en forma de barrera de entrada, más que el propio interés por los blogs o por “lo 2.0”. Una vez eso está ahí, y la persona se encuentra con nosotros, vía internet, no tiene más que editar en el wiki o mandar un mensaje a nuestra lista para participar. No tiene que dar datos personales, no tiene que instalar nada ni puede o debe ceder sus datos en el wiki para aprovecharse de las bondades de otras aplicacioncillas que le hagan más agradable y lisonjera la visita. Pero ¿es eso lo que desea la gente? ¿Saber los libros, películas, videojuegos o colores que le gustan al resto? ¿Compartir los vídeos que le han gustado en Youtube o las emisoras y grupos favoritos de música? Pudiera ser: somos unos cuantos aprendices en Facebook, y tenemos casi todos esas aplicaciones en nuestros perfiles. Hasta la buena de Lorena hizo un grupo allí con “Aprendices” por título, pero, y he aquí una de las cuestiones, los grupos de Facebook no promueven fácilmente la participación (o quizás lo que los aprendices de Facebook le pedimos a la comunidad “Aprendices” lo tenemos ya con el wiki y la lista), y el grupo feisbukiano de Aprendices no está apenas activo.

¿Qué hacer, entonces?

Un camino es potenciar al máximo el grupo de Facebook, y obligar a todo el que desee seguir en Aprendices a entrar allí (ilógico) o crear una comunidad en Ning (al modo de la que ha creado Txetxu Barandiarán), o bien incoporar las aplicaciones “sociales” que nos interesen al propio wiki, ahora que Wikispaces da la opción de incrustar todo tipo de widgets. (Incluso este camino está ya hollado: así que yo recuerde teníamos una aplicación para chatear, calendario, y agregador de nuestras propias feeds). Y fuentes para widgets hay miles, empezando por Google y Yahoo!, así como otras compañías independientes más pequeñas.

Pero hay otro posible proceder: dejar la comunidad Aprendices tal y como está, con el wiki como página principal para el contenido (sin cosas sociales) y la lista de distribución como principal cauce de nuestras discusiones y puestas a punto de las reuniones futuras, y que quien se sienta tan a gusto con nosotros como para compartir más de su actividad cibernética con nosotros se apunte voluntariamente a Facebook (¿Ning mejor, quizás?), pero sin que esa actividad adicional suplante, al menos de primeras, lo que ya tenemos.
Mi opinión personal está más cerca del último camino. ¿Qué opináis el resto?



Julen: Aprendices, más allá de 2.0

enlace al artículo en el blog

Aviso: preparaos para un cierto desvarío emocional. Ha sido puro placer. Gracias.

M@k ya lo hizo y también hemos cruzado algunos correos. Incluso hemos abierto una página en el wiki de Aprendices por si alguien más se anima. Yo tenía pendiente desde hace unos cuantos posts exponer mi reflexión en torno a la comunidad de Aprendices, tras 15 meses de vida, mirando al futuro y pensando en cuál puede ser su evolución. Pues ni puñetera idea, que emerja lo que tenga que emerger, que esa es una de las más apasionantes características de este proyecto. Pero, en fin, allá voy con mis ideas.

Primero, creo que hay que entender algo de nuestra forma de ser personas aquí al sur de Islandia. Con David hablo mucho sobre las particularidades de la relación cara a cara frente a la relación digital. A la primera la voy a llamar "relación física", a sabiendas de que no acierto del todo con la expresión, para distinguirla de la segunda, la "relación digital". Paciencia, que me explico.

Aquí presumimos de relación física intensa. Aquí la vida social gira en torno a compartir tiempo y espacio. Aquí hay cuadrillas. Aquí hay cafés y bares y bancos en el parque y bidegorris para prejubilados. Aquí todavía no ha llegado el miedo a cruzar miradas. Lo digo porque esto explica en buena parte cómo somos en tanto que personas sociales y sociables. Aquí la relación física acerca, pone en común, provoca química personal. Aquí seguimos pensando que la relación física es insustituible.

Partiendo de ahí, ¿por qué tenemos Aprendices? Porque creemos que hay otra relación, la relación digital, que nos hace ser más a cada una de las personas que participamos. Porque expande lo que ya nos gusta: la relación. Y no le añado adjetivos: "relación" a secas. Nos gusta interactuar, encontrar seres con intereses similares, personas con las que, si fueran de tu barrio físico, estarías tomando café o paseando por el bidegorri. Así de simple. Y así de atípico. Porque Aprendices no es 2.0. Es mucho más. Mucho más que el concepto más amplio que quieras utilizar de la web 2.0. Aunque sí se mueve con ciertos rasgos de ese mundo, sobre todo con lo hiperlocal. Y aquí sí que veo la clave, en lo hiperlocal(*).

Lo local nos coloca en sintonía cultural o, si quieres ser más ambiciosa, en sintonía antropológica. Lo local hace de pegamento. Y digo local para referirme no sólo a quienes somos de por aquí en el norte, sino que local para mí es también Virginia, Nacho, Lula o Telémaco, por citar a algunas personas de esta "localidad". Y Aprendices se mueve en tres planos: quienes contactamos en local vía talleres, quienes contactamos en digital porque nos leemos y nos escribimos vía nuestros blogs y quienes se acercan para estar ahí, con su nombre digital o con su nombre real. Estas últimas personas son tan relevantes como las otras. Lo son porque han dicho: "quiero que sepas que me gustas, que me gusta esto". Y no pedimos más. Así de simple: reconforta la conciencia.

Aprendices es tecnológicamente pobre por el gran peso de lo hiperlocal. ¿Pobre? Sí, pobre si nos comparamos con las comunidades que nacen desde lo digital. Aquí esto ha nacido desde lo físico. Y arrastramos esos genes. Aunque tengamos inquietud digital, tenemos el lastre de nuestra interacción física. ¿Lastre? Quizá pueda serlo para desarrollar tecnología adicional de soporte par la interacción de Aprendices. Por lo demás, no exageremos, no es tanto lastre.

Sé que hemos sido objeto de observación. Y no precisamente porque pusiéramos en marcha la anunciada investigación (perdón por levantar liebres) sino porque lo atípico de nuestro concepto "porque sí" ha llamado la atención a más de una persona que habita la web 2.0. Últimamente no hago más que repetir que la tecnología nos hace más humanos. Lo tenía aquí atrás en alguna parte de cerebelo y Ramón Sangüesa disparó en mí alguna extraña conexión. Nuestra relación física sustenta en buena parte nuestro proyecto.

Por otra parte, Aprendices está superado por la tecnología. Intentos en Ning o en Facebook se dan de bruces con una realidad incuestionable: a mayor coste de aprendizaje tecnológico menores posibilidades de que enganche con nuestra pobreza digital. Pero tiempo al tiempo. No sé lo que sucederá. En Aprendices habitamos muchos inmigrantes digitales, con evidentes limitaciones para asimilar nueva tecnología. Recuerdo el día que estuve en casa de Fernando para abrir el blog. Mantuvimos un cierto diálogo de besugos: yo sin saber explicar bien y Fernando sin poder comprender bien. Pero ha pasado el tiempo y Fernando mantiene un blog sin aparentes dificultades. Eso se lo debemos a Aprendices: nos unimos en nuestra debilidad. Y de la unión débil pasamos a la tranquilidad de saber que tienes con quien aprender.

No me tengo por un tipo excesivamente sociable. Supongo que seré del montón, escondido allá por la parte central de la campana de Gauss. Me siento cómodo escribiendo y manejando relación digital. Pero mis 43 años me conducen a la relación física. No consigo entender que un contacto digital no conduzca a un contacto físico. Me muero de ganas de conocer a Telémaco. Pero sé que llegará; no tengo prisa. Esto es lo atípico de Aprendices. Somos, en buena parte, una cuadrilla de incompetentes tecnológicos. Somos inmigrantes digitales pero somos personas curiosas, que necesitamos afecto y contacto físico.

Aprendices es una comunidad tosca, poco refinada. Somos capaces de mantener un wiki -yacente en los últimos tiempos- y poco más. Sé que hay Aprendices que saben mucho de tecnología. Por eso esta comunidad se les queda corta. Claro que ese potencial oculto, latente, hace que sea impredecible lo que va a ocurrir aquí. Los nativos digitales pueden asaltar en cualquier momento la comunidad y arrastrarnos a los carcamales a lugares insospechados, siempre en lo hiperlocal, pero con mucha más carga "hiper". No digo que no vaya a suceder.

Otra cosa curiosa que pasa con esta comunidad es que incluso pudiera sentirse poderosa. Nos vamos no sé cuánta gente de Aprendices participa en el eFindex 2007. Quizá tengamos que hacernos hiperextremeños. Una mesa por aquí y otra por allá. Presencia intensa, presencia física. Nos vamos y me descubro casi disfrutando más porque nos organizamos en plan compartir coche y hacer risas que porque vayamos a sentar cátedra en un encuentro de bloggers a nivel estatal, allá en aquella tierra extrema y dura. Las endorfinas van con el contacto y no tanto con los contenidos.

Bueno, me paro en una última reflexión: podemos aprender mucho más. Es la gran fuerza que poseemos. Y podemos hacerlo desde dos puntos de vista que convergen. Vamos a seguir aprendiendo sobre parafernalia digital 2.0 y lo que esté por venir, tenemos wiki y tenemos talleres. Y vamos a seguir aprendiendo a interactuar como personas. Vamos a aprender a relacionarnos a través de nuevas formas porque lo digital va a completar la persona que somos. Qué suerte que estemos por aquí.

Nunca pensé que en esta página, donde el burro va por delante, teclearan su nombre tantas personas: Txetxu Barandiaran, makgregory, Loretahur, Lula Towanda, ignazio, Centinel, Penélope Glamour, Mentxu Ramilo, Telémaco, Josu Orbe Benguria, Ignacio Fernández, Jaizki, Germán Gómez-Tejedor, Noelia Pedrero, Alorza, Fernando, Iñaki Ortiz, Héctor Arturo Azuz Sánchez, Nuria, Carlos Guadian, David, Pablo Aretxabala, Txomin, Litteraemundi, Antonio Ramos, Nati de la Puerta, Virginia Rubio, Alvizlo, Ander Hilario, Jomra, Carles Folch, Iñaki Arenaza, Joseba Abaitua, Ibai Peña, César Calderón, José Cuerva, Mercurio, Carme, Nacho Gallego, Jose Manuel de Pablos Bajo, Mikel Agirregabiria, Josi Sierra, ekonomus, Carmen, Ana, Rosina Uriarte, Raúl "Consultor Anónimo" Hernández, Pablo Garaizar, Miguel Luis Vidal, Francesc Balagué, Javier Llinares, Iñaki Murua, Chica Gato, Ricardo Ibarra, Jon Koldo Arteaga, Kiko, Luis alias tic616, MMF y Carmen de la Sen.


Ni idea de lo que vaya a pasar con esta comunidad. No importa tanto hacia dónde vamos, pero hay que ver qué bien que lo pasamos, que diría Albert Pla.

(*) Podéis enredar con el concepto a partir de Juan Freire (aquí y aquí) o de Fernando Tricas, con alguna pequeña reflexión también por mi parte.


Txetxu. Desaprendiendo


iAhí va una tercera reflexión menos reflexiva aprovechando que la vanguardia está volviendo del E-findex!

Sigo pensando que la minipresentación que en su momento hizo Julen y en la que se aglutinaban blogs, lista de distribución, BBB, wiki y sesiones presenciales como juego de lo individual, comunicación rápida, encuentros afectivo-informales, pensamiento semiestructurado y aprendizaje son las herramientas de las que nos hemos "armado".

No dejan de ser nada más que herramientas. de hecho: unas atraen a unos, otras a otros y al final si analizamos cada uno usa y se hace presente en la que mejor se adapta a su medida o a sus necesidades o a sus posibilidades.

Detrás de ello el tiempo y el roce hace que se tejan y destejan lazos que van más allá de lo instrumental que las herramientas indican, pero creo que a todos nos facilita un cierto marco de referencia amplio, cómodo y acomodaticio, poco exigente, cada uno en función de sus posibilidades y sus quereres.

Sí creo, de todos modos, que hay dos pivotes, los presenciales, a los cuales demandamos de alguna manera su necesidad de realidad palpable, Jaizki lanza ahora alguna campana para el BBB y anda por ahí danzando el 5º taller. Somos como un gran grupo, la palabra comunidad me parecería excesiva, donde al mismo tiempo no todos los miembros se encuentran en las mismas fases y procesos ni siquiera las expectativas que cada uno tenemos son las mismas.

Sigo pensando que las cinco patas son las que dan en gran parte sentido pero ¿convendría buscar un cierto elemento de "estabilidad relacional rotante" que facilite el seguimiento de los procesos y las propuestas? ¿es suficiente con la lista de distribución?